Un postre (saludable ) para Navidad!

Buenos días! Siguiendo las recomendaciones que os hemos hecho en el anterior post acerca de cómo realizar platos un poco menos dulces y mucho más saludables, nos hemos adentrado en la cocina y casi que de forma intuitiva y dejándonos llevar por la imaginación hemos elaborado la receta de hoy, una tarta cremosa de anacardos y granada con base de dátil y almendras.

dscf0208

Aunque tiene el aspecto de una tarta de queso o cheesecake, este no tiene nada que ver con la realidad, es más, sus ingredientes son todos de origen vegetal, no hay lácteos, ni huevos ni gluten, para las personas que pudiesen presentar alergias o intolerancias a estos ingredientes, no hay harinas ni azúcares refinados…y pensaréis “si no lleva nada de eso ¿sabe a algo?”…pues sí y solo tenéis que experimentar. Nos atrevemos a decir que puede ser perfectamente del agrado de cualquier paladar no vegetariano/vegano.

dscf0226

Pensamos lo primero en una tarta típica realizada en tres partes: una base, un relleno y un topping y después en que usaríamos ingredientes nada o mínimamente procesados y lo más saludables posibles. Aquí os lo vamos a contar…

Para la base:

  • 1 taza de almendras crudas ( con su piel, sin salar ni freír )
  • 5 dátiles medjool ( que previamente remojamos en agua y deshuesamos )
  • 1 pizca de sal marina
  • ralladura de 1/2 limón
  • 1/4 c. de canela molida
  • 1/4 c. de cardamomo molido

La base podría realizarse sin más con las almendras y los dátiles pero el resto de los ingredientes nos han ayudado a darle un sabor más navideño. El cardamomo es una especia cuyo aroma asociamos irremediablemente a la Navidad. Pues bien, introducimos los ingredientes en el robot de cocina y trituramos hasta que estén lo suficientemente integrados: los trozos no deben ser demasiado grandes ni tampoco muy pequeños, deben poder distinguirse pero a la vez estar un poco compactos. Normalmente cuando la mezcla sube por las paredes del vaso y se cae sola hacia el centro es una señal que nos indica que nuestra mezcla está lista. Volcamos la mezcla en nuestro molde y aplastamos con los dedos hasta cubrir la base. Refrigeramos mientras elaboramos el relleno.

dscf0210

Para el relleno:

  • 2 tazas de anacardos crudos sin salar ni freír, previamente remojados ( se pueden usar almendras )
  • 1 +1/2 taza de coco rallado deshidratado ( lo hemos usado para darle una textura similar a la de una mousse ya que no queríamos una textura aflanada ) Si el coco no es de nuestro agrado podemos añadir una taza más de frutos secos.
  • 2 tazas de bebida vegetal ( hemos usado almendra+arroz pero podría usarse cualquiera al gusto cuidando de que no tengan azúcares añadidos )
  • 1 c. de agar agar en polvo ( sustituiría el uso de gelatina blanca )
  • 1 C. de zumo de limón
  • Las semillas de 1/2 vaina de vainilla

En un cazo mezclamos la bebida vegetal, el coco deshidratado, el agar agar y la vainilla hasta que comience a hervir, retiramos y dejamos que se enfríe durante unos 15 min. Mientras en la batidora de vaso vamos triturando los anacardos, a los que habremos escurrido el agua del remojo, añadimos la mezcla previa ( bebida vegetal, coco, agar agar y vainilla ) y por último el zumo de limón. Trituramos hasta obtener una mezcla blanca y cremosa y la volcamos sobre la base de dátil y almendras que teníamos preparada.

Llevamos al congelador durante 3-4 horas para que se cuaje, la  retiraremos 20 min. antes de servir. Decoramos con fruta natural al gusto, en este caso hemos usado una maravillosa granada con un punto ácido ( variedad wonderful )  ya que están en plena temporada. También podría ser con naranja, kiwi o mango, por ejemplo.

dscf0225

Deseamos que os guste, que la intentéis en casa puesto que el grado de dificultad es mínimo, y si esto sirve para retirar de la mesa otros productos y dulces excesivamente procesados cargados de azúcares o grasas poso saludables, pues mejor que mejor!.

Daros las GRACIAS por seguirnos y por todo el feed back que recibimos. Nada nos puede gustar más que el saber que estáis ahí  y que nuestro mensaje llega. Sí se puede, poco a poco, el restringir por restringir nunca ha sido una buena política, sin embargo el comprender el porqué de una recomendación, entender la moderación,  y abrir nuestra visión hacia las múltiples opciones saludables que se nos presentan en cuanto a  alimentación, es un paso importante.

Con independencia de que nunca vamos a poder desvincular la parte gastronómica y social del comer, y más que nunca en estas fechas,  ganar en consciencia y tener el poder ( y la responsabilidad ) de escoger estará siempre en nuestras manos! Importante…importante? es reunirse y disfrutar. Un abrazo enorme y hasta el próximo post ;D

Brownie de cacao y caqui…

Buenos días! Inmersos ya en estas fechas navideñas y acercándose el final del año queremos proponeros algunas alternativas saludables y divertidas a los dulces típicos de estas fechas. Son perfectos para hacer con los más pequeños ahora que podemos encontrar algún momento para compartir  nuestro tiempo y la cocina.

Son miles las revistas, webs, etc… que nos prometen ofrecernos maravillosas y deliciosas recetas saludables, desesperación y rabia la que nos entra cuando de un simple vistazo podemos encontrarnos en un porcentaje altísimo de casos, recetas cargadas de azúcares más o menos refinados y otros edulcorantes calóricos o acalóricos, y lo peor, que nos digan que los usemos “al gusto”…esto no es una buena recomendación!

dscf0368

¿Por dónde empezar?

  • Por arraigar en nosotros el pensamiento crítico y curiosidad que nos permita no quedarnos en lo superficial de esta publicidad engañosa y nos lleve a querer saber qué hay detrás de cada alimento que nos llevamos a la boca y cómo funcionan estos dentro de nosotros… ¿difícil? no lo es tanto. Nos sabemos la teoría ¿ Por qué no pasamos a la práctica ?
  • Saber reconocer el tipo de azúcares y endulzantes que pueden aparecer en una etiqueta para evitarlos es un gran paso pero ¿ os habéis parado a pensar que consumir productos que no necesitan etiqueta y sin procesar le pone remedio a esto ?
  • Educar nuestro sentido del gusto, ese que a veces nos domina, nos puede, nos hace caer en la tentación, por el que nos dejamos llevar y sucumbimos al placer…ese que parece tener el control ( excusa perfecta para autocomplacernos porque nos morimos por cualquier gorrinada )…ese! Pues no es más que una cuestión de tiempo y de desacostumbrarnos a sabores excesivamente dulces de forma progresiva. El punto dos nos ayudará sin duda a rechazar con el tiempo los platos más dulces.
  • Nos atreveríamos a decir que la cuestión más importante es el QUERER, sí, querer hacerlo y pasar a la acción reduciendo progresivamente la ingesta y buscando opciones realmente saludables, las que podemos hacer en casa y que , siendo igualmente de consumo esporádico, no solo no nos provoquen  remordimiento sino que nos satisfagan.

dscf0347

 

Cualquier receta “dulce” que os propongamos no será probablemente del agrado de cualquier persona que represente la media de ingesta diaria de azúcares en este país ( unos 110 g. aproximadamente )…definitivamente estar en la media de algo nunca fue tan nefasto para nuestra salud, porque seamos realistas, por encima de cualquier otra consideración, esta es una cuestión de SALUD pública pero también individual. Nosotros decidimos!

¿Cómo elaboramos platos dulces realmente saludables?

Pues a partir de alimentos no procesados y en su forma natural.

  • Cereales y granos integrales ( con o sin gluten ) que podemos usar enteros o molidos y que podremos remojar, asar, tostar, cocer, etc…
  • Endulzar naturalmente con frutas y vegetales como plátano, calabaza, boniato, remolacha, calabacín, zanahoria, etc…crudos, machacados, rallados, cocidos, asados.
  • Frutas deshidratadas sin azúcar añadido ( manzanas, naranjas, pasas de uva, dátiles, orejones, coco ).
  • Enriquecer a nivel nutricional y añadir textura con frutos secos ( sin salar ni freír ) ya sean enteros, troceados, convertidos en harina como almendras, avellanas, anacardos, etc. o sus cremas.
  • Incorporando semillas dentro de nuestras masas, en compotas o para decorar siempre son un plus a nivel nutricional.
  • Huevos en las recetas que los requieran y si nuestra opción es la vegana o vegetariana, semillas molidas de lino mezcladas con agua o leche de soja cortada con vinagre de manzana  son algunas de las alternativas que nos ayudarán a conseguir texturas similares a las del huevo, además de los clásicos plátanos maduros machacados.
  • Si nuestra masa debe crecer antes de la cocción u horneado usaremos levadura fresca (prensada) o seca. Si por el contrario debe subir durante el horneado,  la levadura química, gasificante o emulsionante químico es nuestra opción.
  • La llamada levadura nutricional se considera un complemento alimenticio por su aporte en proteínas de alto valor biológico además de ser rica en vitaminas, minerales y fibra. Aunque parte de la  Saccharomyces cerevisiae,  es una levadura desactivada pero puede igualmente añadirse a algunos postres tanto por su sabor ( similar a las nueces o el   queso…) como por su aporte a nivel nutricional.
  • Si el chocolate te gusta, la apuesta no es otra que el cacao puro sin azúcares añadidos o la harina de algarroba.
  • Utilizar especias a nuestro gusto, cítricos rallados y esencias es una forma de añadir aroma y sabor sin añadir azúcares: canela, vainilla, pimienta, sal marina no refinada, cardamomo, jengibre, agua de rosas o de azahar, etc…
  • Si la receta requiere de alguna grasa podemos recurrir siempre moderando cantidades al aceite de oliva virgen, de girasol de buena calidad, aguacates, aceite de coco, yogur griego.
  • Si usamos lácteos debieran ser de la mejor calidad y cuidando su origen, si esta no es nuestra opción existen infinidad de opciones en cuanto a “leches” o bebidas vegetales ( cuidando de escogerlas libres de azúcar y con una buena concentración de su ingrediente principal ) así como tofu o quesos veganos.
  • Mucha creatividad y ganas de experimentar son ingredientes fundamentales, no se trata solo de versionar de forma saludable postres clásicos sino también de crear nuevas recetas ¿por qué no crudo? ¿o deshidratado?  combinar texturas que antes no habíamos probado o presentaciones inusuales…

 

dscf0363

De más simple, como un carpaccio de cítricos con frutos secos, a más elaborado como un bizcocho, si controlamos el origen de los ingredientes, cantidades y el tipo de consumo que hacemos ya tendremos un camino andado…y sí, insistimos mucho en la periodicidad con la que consumimos estas recetas porque señores y señoras, dependiendo de estos ingredientes, el plato final resultará más o menos calórico ( con independencia de que su densidad nutricional también sea alta ) y cansados estamos de ver webs en las que se promueven los bizcochoS Y galletas “fit” a diario,  cuando podrían ser perfectamente recuperadores post-entreno. Eso o el “como no me sabe dulce le pongo sirope de agave que es saludable”…NO,  si su salud les importa algo. Podemos vivir sin ello,  no vayamos ahora a alimentarnos de esto y no hacer nuestras comidas ordenadamente, una barrita nunca sustituirá a un plato de vegetales.

dscf0366

Además de dejaros  una receta como ejemplo, deciros que para que lo tengáis más fácil reuniremos esta y otras en un pequeño recetario que está al caer, permaneced atentos!!!!

Para el plato de hoy hemos necesitado:

  • 1 boniato asado o cocido
  • 1 taza de copos de avena integral sin gluten
  • 1 plátano maduro
  • 125 g. de almendra molida
  • 3 C. colmadas de cacao puro
  • 3 dátiles medjool
  • 1/4 taza de bebida vegetal ( avena, arroz, almendra…)
  • 1 pizca de sal ( se le puede añadir 1/2 c. de bicarbonato y 2 c. de polvo de hornear si lo queremos un poco más aireado y esponjoso )
  • 1 c. de canela molida
  • 1 caqui y pistachos picados para adornar

Precalentamos el horno a 180ºC. Pelamos el boniato asado y el plátano maduro y los colocamos en el robot de cocina junto al resto de los ingredientes ( cacao, dátiles sin hueso, almendra, sal, canela, avena y por último la bebida vegetal necesaria para que la masa no quede muy seca ). Trituramos.

Forramos un molde para horno, distribuimos la masa y colocamos el caqui en rodajas finas por encima. Horneamos durante 20 min. aproximadamente. Servimos con pistachos picados.

Esperamos que os guste y en nada tendremos ya la próxima receta y recetario completo. Un abrazo y feliz semana!

¿Qué leer al respecto?

Edulcorantes, obesidad y diabetes I y II

Beneficios de reducir el azúcar en la dieta ¿cuáles son?

 

Mongetes del ganxet…

Buenos días! Tenemos por delante un martes más y hemos decidido que sea “sin carne” y conscientes y conocedores de que este plato no será probablemente del agrado de algún amante de la butifarra, hoy hemos decidido sustituir esta por unos vegetales de temporada asados como acompañamiento para nuestras mongetes o alubias blancas.

dscf0181

En concreto hoy hemos empleado una alubia muy particular, una que nos encanta por su sabor y el resultado que da en la cocina, se trata de la mongeta del ganxet, una alubia blanca típica del Vallès, Maresme y algunas localidades de la comarca de La Selva en Barcelona. Se siembra en Julio y se recoge en Noviembre, tiene  en el continente americano su procedencia y cuenta hoy en día con la Denominación de Origen Protegida. Estas mongetes se caracterizan por su color blanco ligeramente brillante y por su forma de riñón ( son muy curvadas, en forma de gancho, lo que les da su nombre ). Nos encantan por su sabor suave y por su textura cremosa además de tener una piel casi imperceptible.

dscf0142

Para la receta de hoy hemos hecho bastante cantidad, ya sabéis que las legumbres cocidas están perfectas para reciclar y usar en otros platos…esta es la lista:

  • 400 g. de mongetes del ganxet
  • sal marina
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cabeza de ajos morados
  • perejil fresco
  • aceite de oliva virgen extra

Para los vegetales:

  • 3 remolachas
  • 2 chirivías o zanahorias
  • 4 portobellos
  • 2 patatas rojas nuevas
  • 2 boniatos
  • 2 cebollas moradas
  • aceite de oliva virgen extra
  • S&P
  • tomillo limonero

dscf0184

Aunque la mongeta es muy suave y se cuece enseguida en este caso la hemos remojado previamente en agua fría durante 12 horas aproximadamente. Escurrimos el agua del remojo y colocamos en una cazuela con agua limpia y fría, una hoja de laurel y media cabeza de ajos. Cocemos a fuego lento durante unos 25-30 min, no más ( en este tiempo espumamos las veces que sea necesario ). Podemos usar olla a presión en la que el tiempo se reduce a la mitad. Para este tipo de alubia conviene una cocción a fuego bajo y siempre vigilando que no se cueza en exceso o se desprenda el hollejo, cosa que es común cuando aplicamos fuego fuerte ( la piel se endurece y el hollejo se desprende ). Una vez cocida, si el caldo aún es abundante, escurrimos un poco pero si dejarlas secas. Retiramos el ajo y el laurel.

En un cazo o sartén doramos el majado que habremos hecho previamente en el mortero con ajos, perejil, sal y aceite de oliva, añadimos un poco del caldo de cocción y lo repartimos sobre las alubias, dejándolas 5 min. más al fuego para que cojan el sabor.

dscf0140

Mientras realizamos la cocción de las mongetes, vamos horneando los vegetales. Para esta receta hemos escogido algunos típicos de esta estación y en el cuadro que os mostramos podéis ver los tiempos de asado que necesitan cada uno de ellos. Si queremos hacerlo de forma fácil, simplemente los colocamos en la misma bandeja, pero sin mezclar y vamos retirando los que ya estén asados durante el proceso.

autumnveggies

Servimos colocando los vegetales sobre las mongetes y colocamos unas ramas de tomillo para aromatizar. Listo!

Esperamos que os haya gustado la receta de hoy. Por nuestra parte, no es aquí que se acaba la promoción del consumo de legumbres, ni mucho menos! Ha sido un año maravilloso que comenzamos con un recetario dedicado exclusivamente a este alimento y estamos seguros que muchísimas más recetas vendrán. Seguiremos trabajando para ofreceros las mejores! Hasta el próximo post, un abrazo y feliz semana ;D

P.D.: Muchas gracias al Sr. Montero que nos provee con estas maravillas de su tierra. Estamos seguros de que tiene la cuchara preparada!

 

Pastel de setas y boniato…

Buenos días! No queríamos dejar pasar la semana sin haceros una nueva y reconfortante propuesta culinaria para este tiempo más frío y como siempre, con alimentos de temporada. Si hace unos días os enseñábamos cómo hacer un pastel vegetal con lentejas verduritas y patata, hoy será con setas y boniato. Os aseguramos que estos dos combinan a la perfección! uniendo la cremosidad de este tubérculo al sabor “a bosque”de los hongos obtendremos un plato muy otoñal con ingredientes que están en su mejor época y que podremos encontrar más económicos también. Tienes curiosidad? … solo sigue leyendo!

dscf9934

Para nuestro pastel de boniato y setas (para 4 ) hemos necesitado:

  • 1,2 kg. de boniato naranja
  • 750 g. de setas variadas ( 2 bandejas de portobellos y 1 de champiñones )
  • 4 puerros de buen tamaño
  • 4 dientes de ajo morado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • S&P
  • 1 hoja de laurel
  • unas ramas de tomillo limonero

dscf9944

Para su preparación comenzamos por precalentar el horno a 180 ºC. Reservamos un boniato y lavamos  el resto, los partimos a la mitad o en cuartos, en función de su tamaño. Los colocamos sobre una bandeja apta para el horno forrada con papel vegetal, salpimentamos y pincelamos con aceite de oliva virgen. Horneamos hasta que la pulpa del boniato esté blanda ( para que queden asados uniformemente debemos darles la vuelta según lo necesiten ). Retiramos, dejamos que se enfríen un poco y pelamos. En lugar de cuchillo y tenedor es más sencillo si usamos una cuchara y la pasamos arrastrándola entre la piel y la pulpa, de forma que vaciemos el contenido completamente. Trituramos dicha pulpa con la ayuda de un tenedor o si lo preferimos podemos usar un robot de cocina. Reservamos.

dscf9943

Mientras los boniatos se asan limpiamos bien los puerros de tierra, nos deshacemos de la punta y del tallo verde y picamos en rodajas finas la parte blanca. Pelamos y picamos en brunoise el ajo. Rehogamos en 3 C. de aceite de oliva el ajo y el puerro picados, salpimentamos y añadimos la hoja de laurel. Removemos con cuidado de que no se queme el puerro hasta que este se quede casi transparente. Unimos las setas limpias y picadas  y seguimos rehogando durante 2-3 min. más. Retiramos y con esta mezcla vamos cubriendo el fondo de 4 moldes individuales aptos para el horno.

Sobre la mezcla de puerros y setas incorporamos el puré de boniato y alisamos la superficie. El boniato que habíamos reservado lo lavamos, pelamos y cortamos en rodajas lo más finas posible ( podemos ayudarnos con una mandolina ). Colocamos las rodajas sobre el puré, espolvoreamos con sal en escamas, pimienta negra molida y unas hojas de tomillo limonero. Horneamos durante 10-15 min o  hasta que el boniato se dore. Servimos!

dscf9931

Deseamos que os guste esta nueva receta y que la pongáis en práctica si os apetece, como habéis podido comprobar es muy sencilla y el resultado, delicioso! Nos vemos en el siguiente post y seguimos preparando contenido para esta Navidad. Un abrazo enorme y muchas gracias por seguirnos y leernos!

8 bocados diferentes…

Buenos días! En el día de hoy os traemos varias sugerencias que podéis poner en práctica en cualquiera de las comidas diarias, ya sea para un desayuno diferente, como parte de una comida principal o como tentempié. Una sola rebanada de pan es muchas veces suficiente para satisfacer nuestra apetencia por este alimento, si lo elaboramos en casa seleccionando los mejores ingredientes o compramos versiones integrales de cereales variados y saludables y también semillas, con procesos de fermentación lentos, además serán saciantes.

dscf0085

No solo nos quedamos en el pan! ¿Queréis sustituir embutidos y carnes procesadas, chocolates pobres en cacao, cremas de frutos secos y cacao en los que el azúcar es el principal ingrediente, etc.? Pues no tenéis más que seguir leyendo, ¿Quién sabe si la próxima vez que penséis en una tosta uséis algunos de estos acompañamientos?

De requesón y remolacha. Usamos un requesón no ácido ( tipo mató ) aunque también queda perfecto con yogur tipo griego cremoso y añadimos remolacha cocida, avellanas machacadas, un hilo de aceite de oliva virgen extra y perejil picado. Admite especias como pimienta negra. La combinación es deliciosa y una buena opción si no sabéis como utilizar la remolacha (muy económica e interesante a nivel nutricional )

dscf0098

De hummus de alubia blanca y garbanzo con portobellos. Trituramos alubias blancas y garbanzos a partes iguales ( 200 g. de cada ) y añadimos el zumo de un limón, 1-2 dientes de ajo al gusto, 1 cucharada de tahín, 1 pizca de sal  y 3 cuchardaas de aceite de oliva virgen extra. Los portobellos los salteamos en 1 C. de aceite de oliva cortados en láminas a fuego muy fuerte durante 1-2 min. Aderezamos con sal de boletus y unas ramas de perejil…Si os decimos que está bueno no será suficiente, tenéis que experimentarlo!

dscf0088

De queso de cabra y tomate. Hemos recurrido a un lácteo de cabra ecológico de tipo fresco pero con mucho sabor. Si queréis una opción completamente vegana podréis elaborar un sencillo queso de almendra con almendras, zumo de limón, aceite de oliva y sal marina. Los tomates pequeñitos ( cherry o uva ) con más sabor, los podemos asar cortados en mitades o saltear con un hilo de aceite de oliva virgen. Terminamos la tosta con unos brotes de rúcula y berros y una pizca de pimienta negra recién molida.

dscf0087

De hummus de remolacha y aguacate. El hummus lo elaboramos como os lo explicamos anteriormente ( solo garbanzo, solo habas blancas o combinado ) y añadimos media remolacha cocida. Rematamos con medio aguacate en láminas, unas escamas de pimiento rojo picante y brotes de berros.

dscf0096

De plátano y tahín. Untamos una cucharadita de crema de sésamo o cualquier otra crema 100%  frutos secos  ( sin sal ni azúcares añadidos ), plátano laminado, polen, almendras, pasas rubias y unas hojas de menta. El secreto está en una pizca de canela molida que ponemos sobre el plátano.

dscf0105

De requesón y salmón. Si usamos un requesón poco ácido o un queso vegetal le daremos todo el protagonismo al salmón que puede ser ahumado o fresco. Terminamos la tosta con pimienta negra y unas ramas de hinojo fresco ( el eneldo seco también se puede usar y es más fácil de encontrar )

dscf0102

De hummus y huevo duro.  En este caso el hummus es un hummus clásico de garbanzo que acompañamos con huevo duro ( 7 min. de cocción ) aunque también se puede usar un huevo a la plancha o un huevo poché. Terminamos con unas ramas de perejil. la combinación es muy rica y saciante.

dscf0111

De tahín y pepino. Sobre una cucharadita de tahín (de anacardos o cacahuetes) unas láminas muy finas de pepino, unas ramas de hinojo fresco y  escamas de pimiento rojo picante seco. Tenemos que reconocer que esta mezcla es una de nuestras debilidades, el pepino le aporta un punto de frescor que combina perfecto con la cremosidad de los frutos secos.

dscf0110

Esperamos que os haya gustado y este post haya despertado vuestra creatividad en la cocina. Muchas gracias por seguirnos y leernos. Hasta el próximo post! Un abrazo ;D

Ensaladas de otoño/invierno

Buenos días! Comienza Diciembre y como cualquier momento es bueno para un buen propósito, nosotros nos proponemos en este momento haceros más fácil el hecho de llevar a vuestra mesa ensaladas tan apetitosas como nutritivas, porque pensamos firmemente que las ensaladas también son para el tiempo frío! Introducir algunas variantes en los alimentos que usamos y en la preparación, aprovecharnos de los maravillosos vegetales que los mercados nos ofrecen en esta época del año, y todo esto aderezado con mucha responsabilidad y amor y obtendremos seguro un fantástico resultado…Os atrevéis  a adentraros en este universo de ensaladas ricas y diferentes?… Son una magnífica opción para evitar que el tiempo frío elimine los vegetales de nuestro menú además de facilitarnos la ingesta de vegetales crudos cada día. Si te has propuesto incluir aún más verduras en él, sigue leyendo! Vamos a darte magníficas alternativas a la aburrida lechuga iceberg + tomate insípido + cebolla ácida, además lo podemos hacer sostenible, aquí van algunos consejos:

dscf0060

  • Como base de nuestra ensalada podemos usar vegetales frescos. Existen algunos propios de esta época como son los canónigos, la rúcula, la escarola, las achicorias, las endivias, las lechugas romanas, el apio,  la col rizada o kale, la lombarda, etc. También podemos usar granos integrales o semi-integrales como el arroz o cereales como cebada, avena, trigo y también quinoa, amaranto, mijo, etc. pseudocereales ( algunos ya se producen en España ) a los que añadiremos los vegetales crudos o cocinados y servirán para componer platos un poco más consistentes y reconfortantes cuando el frío se acerca.
  • Para convertir una ensalada en una comida completa podemos agregar alimentos que sean fuente de proteínas como huevo ( os animamos a que lo incorporéis no solo cocido sino también escalfado o a la plancha ), queso, conservas de pescado o pescados ahumados. Si nuestra opción es la vegetariana o vegana podemos incorporar legumbres cocidas como garbanzos, lentejas, habichuelas, guisantes, tofu ( al vapor, marinado, a la plancha, etc ) o seitán además de frutos secos como nueces, almendras, piñones, avellanas y también semillas ( lino, sésamo, calabaza, girasol, etc. )

dscf0057

 

  • A la base de nuestra ensalada le podemos añadir vegetales asados como calabaza, boniato, zanahoria, chirivia, remolacha, etc. esto hará que nuestra ensalada tenga aún más sabor y resulte más reconfortante. También podemos usar brócoli o coliflor asados ligeramente o al vapor.
  • Jugar con las texturas de forma que estén presentes alimentos que nos aporten texturas diferentes en el mismo plato es una gran idea. Esto lo hará más agradable y divertido, por ejemplo: boniato asado que nos aporta una textura suave, queso de cabra que nos aporta cremosidad, espinacas que nos aportan un punto crujiente y fresco y nueces que también nos aportan esa textura masticable/crujiente. Precisamente la incorporación de alimentos con textura más dura, los cuales tendremos que masticar durante un momento hará que la velocidad de nuestra ingesta se ralentice y probablemente nos sintamos saciados mucho antes.

 

dscf0069

 

  • Mezclar nuestros vegetales favoritos y no tener miedo a probar nuevas opciones: si somos de lechuga iceberg, por qué no atreverse con unos brotes de espinacas, hoja de roble o rúcula? Siempre podemos comenzar con una pequeña cantidad como complemento a nuestra ensalada verde y después ir aumentado.
  • Para hacer que nuestra ensalada sea aún más saciante el factor “umami” es también importante. Si queremos conseguirlo con opciones vegetales podemos incorporar tomates secos, zanahorias, patatas o setas asadas además de quesos veganos ( elaborados a base de almendras o anacardos por ejemplo ) o una pequeña cantidad de salsa de soja baja en sodio en la vinagreta. Otra opción ( no vegana ) es un toque de parmesano, pollo/pavo a la plancha  o pescados ahumados.
  • Incorporar fruta de temporada como cítricos ( naranja y naranja sanguina, pomelo ) granos de granada, kiwi, caqui, aguacate, pera o manzana nos permitirá convertir nuestras ensaladas en una explosión de color. También podemos incluir una pequeña cantidad de fruta seca asegurándonos que no llevan azúcares añadidos ( dátiles, pasas, orejones, etc. )

dscf9837

 

  • Hacer nuestro propio aderezo en lugar de recurrir a salsas excesivamente procesadas y poco saludables será siempre la mejor opción. Nada comparable a una vinagreta recién hecha y con nuestros ingredientes favoritos: aceite de oliva virgen, unas gotas de un buen vinagre, zumo de limón, lima o naranja ( y también su piel rallada ), mostaza, pimienta negra y otras especias, hierbas aromáticas frescas o secas, yogur natural, etc. Os proponemos los siguientes…

 

Más consistentes:

-Crema de aguacate con zumo de limón,  aguacate, S&P y aceite de oliva virgen.

-Yogur natural con zumo de naranja y pimienta.

-Tzatziki ( yogur natural, ajo machacado y pepino picado )

-Aceite de oliva, vinagre de sidra, tahín y zumo de limón.

dscf9780

O más ligeras:

-Aceite, ajo y perejil machacados ( es perfecta para escarola )

-Aceite, pimienta, tomate seco picado y unas gotas de limón o lima ( nos encanta en la ensalada de espinacas con avellanas )

-Aceite y pimiento seco en escamas con unas gotas de limón o vinagre ( la cayena y el chile nos aportan un toque picante )

-Aceite, limón exprimido y aromáticas frescas o secas ( perejil, romero, albahaca, orégano, eneldo, tomillo limonero, la que más nos guste!)

dscf9814

Además os dejamos las combinaciones  que hemos hecho para las ensalada de hoy:

La primera es tan fácil como combinar endivia rosa y amarilla, lechuga romana, col lombarda, naranja, nueces, queso de cabra y perejil. La vinagreta la elaboramos con aceite de oliva virgen extra, zumo de lima y pimienta negra.

Para la segunda hemos combinado arroz largo integral ( podéis consultar el proceso de cocción aquí ), naranja, dátil, granos de granada, perejil y nueces. El aderezo lleva yogur griego natural sin edulcorar y el zumo de media naranja además de pimienta negra.

Esperamos os hayan gustado estas propuestas y  sirvan para despertar vuestra imaginación y  ¿qué tal si también las llevamos a nuestra mesa en estas fiestas? Además de frescor nos aportarán color, nos saciarán y aligerarán nuestras comidas teniendo en cuenta que recurrimos casi siempre a alimentos excesivamente grasos o muy salseados además de dulces y  hacer ingestas más copiosas. Escoger una opción más saludable está en nuestra mano!

Muchísimas gracias por seguirnos y hasta el próximo post!

 

Legumbres?…sí, por favor!

Buenos días! No queríamos terminar la semana sin proponeros una receta más con legumbres. Este año ha sido fantástico en cuanto a la promoción del consumo de leguminosas, primero  la FAO, celebrando el Año Internacional de las Legumbres y más recientemente el Consejo General de dietistas y nutricionistas de España que ha dedicado el día mundial del Dietista-Nutricionista también a las legumbres. Todos los esfuerzos son pocos para promover más aún el consumo de este alimento tan beneficioso para nuestra salud, para la seguridad alimentaria, también para la agricultura y definitivamente para promover la sostenibilidad en el proceso de producción de alimentos.

dscf9927

Si bien este año ha sido importante en cuanto a la mayor concienciación sobre el consumo de legumbres, lo realmente importante es que dicho interés se mantenga año tras año, que el hábito se afiance y sobretodo, que disfrutemos a la hora de cocinarlas y comerlas. Es para eso que seguiremos aportando nuevas recetas que os permitan innovar, probar nuevas formas de comer legumbres y que cuando pensemos…”mañana toca legumbre” tengamos automáticamente en nuestra cabeza un repertorio de fantásticas recetas, sencillas, fáciles y deliciosas que nos permitan resolver nuestras comidas de la mejor forma posible.

Hoy os traemos una receta con lentejas perfecta para ahora,  que ya comenzamos a sentir el frío. Con forma de pastel e ideal también para los más pequeños. Con el fin de semana por delante hasta podéis pedirles que os echen una mano en la cocina, sentirse protagonistas hará que todo sea más divertido y la participación y adherencia a unas costumbres saludables aún mayor.

dscf9925

¿Qué necesitamos?

Todos los vegetales que nos encontremos por el frigorífico, esta es sin duda una receta para reciclar y no desperdiciar. Nosotros hemos usado:

  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 tomate maduro
  • 1 bote de lentejas cocidas (versión ultra-rápida-fácil)
  • 4 patatas grandes
  • S&P
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 1 taza de caldo vegetal o agua
  • Unas ramas de tomillo

Con todo esto lo que preparamos es una versión vegetal del Shepherd’s pie que se hace tradicionalmente con carne y patata, y no lo echamos de menos…el nuestro está de rechupete!

dscf9919

Precalentamos el horno a 180 ºC. En una cazuela con agua fría y una pizca de sal cocemos las patatas (si son medianas podemos cocerlas con su piel, si son demasiado grandes se pueden pelar y partir para que la cocción no dure tanto). Si escogemos patatas nuevas y las reservamos cocidas de un día para otro, nos aseguramos un menor I.G. (índice glucémico). Las trituramos junto a una cucharada de aceite de oliva y si nos queda muy espeso podemos aligerarlo con un chorro de leche o bebida vegetal ( avena o  almendra, por ejemplo). Salpimentamos y reservamos.

En otra cazuela rehogamos en un par de cucharadas de aceite de oliva virgen, la cebolla, el ajo, el puerro, el apio, la zanahoria y el pimiento rojo picados finamente junto con una pizca de sal y pimienta. Tras 5 min. incorporar el calabacín y el tomate también picados, seguir rehogando durante 3 minutos más. Añadir las lentejas bien  lavadas y escurridas, la hoja de laurel y la taza de caldo vegetal. Dejar que se reduzca un poco el líquido ( unos 10 min. más ).

En una fuente de horno colocar las lentejas rehogadas (retirando el laurel) y sobre ellas extender el puré de patata. Si queremos, podemos optar por cortar la patata cocida en rodajas muy finas e ir cubriendo toda la superficie sobre las lentejas. Colocar unas hojas de tomillo para aromatizar o cualquier otra hierba aromática al gusto. Hornear hasta que nuestro pie vegetal esté dorado.

dscf9914

El plato admite infinitas variantes, podemos rellenar con guisantes, garbanzos, setas, etc. en general, ingredientes sencillos que siempre tenemos a mano. Si queréis darle un toque estacional, la receta de nuestro próximo pastel vegetal ya está fotografiada y si esperáis tan solo unos días os enseñaremos a hacer una versión con puerros, champiñones y boniato. Esperamos que os guste y nos vemos en el siguiente post. Feliz fin de semana!!!!

Si queréis más recetas sobre legumbres, tenemos un recetario para vosotros ;D

Desayuno con vegetales…porridge de zanahoria con granada!

Buenos días! Si en nuestro último post os traíamos una opción para el desayuno que incluía vegetales, en este continuamos con una propuesta más que nos permite incorporar,  de forma agradable y colorida,  vegetales en la primera ingesta del día. Pensamos no solo que es factible, sino que es una buena ocasión y una excusa perfecta para potenciar el consumo de más vegetales en una comida en la que tradicionalmente no se incluyen. Hoy os proponemos unas gachas de avena con zanahoria!

dscf9877

Las cremas de cereales o gachas ( porridge, oatmeal…) como ya sabéis si leéis el blog con asiduidad, son susceptibles de ser elaboradas con varios cereales y/o pseudo-cereles, perfectas para acompañar con fruta de temporada pero también con vegetales. En esta época podemos recurrir a la calabaza o el boniato asados y añadir una cucharada a nuestro desayuno a base de avena u otros cereales. También podemos realizar versiones “saladas” salteando nuestra avena cocida, arroz, quinoa, cebada, etc. con champiñones, espinacas, brócoli, etc…en los siguientes post os seguiremos trayendo recetas nuevas en las que nos llevemos los vegetales también al desayuno.

dscf9876

Para hoy hemos usado zanahoria y especias,  además de los ingredientes habituales para unas gachas de avena…(para 2)

  •  1 vaso de copos de avena integral sin gluten
  • 400 ml. de bebida vegetal ( hemos usado bebida de avena )
  • 1 pizca de sal
  • la corteza de medio limón
  • 3 zanahorias peladas y  ralladas finamente
  • canela y jengibre molido
  • yogur de soja fermentado natural bio (opcional)
  • 1/2 granada

Cocer la avena…

Con más textura: aprox. 1/2 vaso de copos  normales   por 200-250ml. de líquido (agua, leche, bebida vegetal). Se hierve el líquido con una pizca de sal y la corteza de limón. A continuación   se vuelcan los copos, el jengibre  y la zanahoria rallada muy fina, continuar removiendo a fuego medio hasta conseguir la textura deseada. En 4-5 min. estará listo!

Para una papilla más blanda: poner a fuego medio el líquido frío junto a los copos (versión rápida, soft o baby) y el resto de ingredientes  e ir removiendo hasta conseguir la textura que nos guste. Al retirar del fuego e irse enfriando poco a poco las gachas ganan en cremosidad.

Retirar la cáscara de limón y acompañar con una cucharada de yogur de soja natural, canela en polvo y unos granos de granada.

dscf9884

Deseamos que os haya gustado esta versión vegetal de nuestras gachas. Podéis encontrar  más desayunos con vegetales  en el blog…

y muchas más recetas de cremas de cereales, además de nuestro recetario de avena . Si tenéis una receta que os encante y queréis compartirla con nosotros en “Una receta, un paso” no tenéis más que publicarla con el hashtag  #desayunoconvegetales. Os esperamos!

dscf9873

Un abrazo y hasta el próximo post!

Desayunando rico…crackers de espelta y sésamo!

Buenos días! Hoy comenzamos el día así de bien, con unas tostas o pan crujiente de espelta y semillas que hemos preparado en casa. Ante la dificultad de encontrar un pan de cereales integrales, recurrir a elaborar nuestros panes en casa es una opción más que buena y saludable. Lo acompañamos con boniato asado, aguacate y un huevo poché, apetitoso? Pues está en vuestra mano realizarlo y os lo prometemos, es extremadamente sencillo!!!! Solo sigue leyendo…

fotos-oton%cc%83o-16-corregidas

Para aquellos que suelen comprar el pan en grandes superficies en lugar de en una panadería de confianza o hacerlo ellos mismos, la tarea no es fácil, podemos recorrernos el lineal completo y encontrarnos panes de todos los colores, más blancos, más morenos, con más o menos semillas y distintos cereales pero en un altísimo porcentaje el primer ingrediente no es una harina integral, sino que es una harina refinada ( normalmente de trigo ).

Si nos adentramos en la sección Bio podemos encontrarnos productos similares al que hoy elaboramos, pero el parecido únicamente está en el aspecto, porque puestos a leer el etiquetado nos encontramos tranquilamente con más de 15 ingredientes, algunos de ellos nada interesantes como aceite de palma o concentrados de zumo de frutas.  Si como nosotros, pensáis que son demasiados y lo podemos mejorar, aquí va nuestra opción saludable, no sin antes recordaros que el pan como alimento, aunque tradicionalmente ha estado muy presente en nuestro día a día formando parte de la base de la obsoleta pirámide nutricional, no es un alimento en absoluto imprescindible. Si decidimos incluirlo de alguna forma en nuestra alimentación ( ya no digamos si lo hacemos con una frecuencia alta ) buscar el sustituir las versiones blancas por integrales, que estas sean lo menos procesadas y más saludables así como un mayor aporte en términos nutricionales, este un camino que debemos hacer irremediablemente.

fotos-oton%cc%83o-16-corregidas-9628

Para las tostas de espelta y sésamo:

  • 1 taza de harina de espelta integral
  • 1/4 taza de harina blanca de espelta.
  • 1/4 taza de semillas de lino marrón molidas
  • 1/2 c. de sal marina
  • 2 C. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 C. de vinagre de manzana
  • 1/2 taza de agua templada
  • 4 C. de semillas de sésamo (también podemos usar otras al gusto o combinarlas :amapola, calabaza, girasol, de sésamo negro, etc…)

Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos 2 bandejas de horno forrándolas con papel vegetal. Mezclamos todos los ingredientes  en un bol a mano o bien usando un robot de cocina. En esta ocasión hemos puesto las semillas de lino molidas dentro de la masa y sobre la misma las semillas de sésamo, pero podéis amasarlas junto a la masa. Colocamos sobre una superficie enharinada y estiramos la masa con un rodillo hasta que quede muy fina, la doblamos en dos y volvemos a estirar con el rodillo. Cortamos en porciones a nuestro gusto ( en forma de crackers cuadrados, tostas alargadas, triangulares o redondas, dependiendo del uso que le vayamos a dar ). Traspasamos a las bandejas de horno separándolas para que no se peguen. Una alternativa para que queden doradas sin incluir azúcar en la masa es pincelarlas ligeramente  antes de ir al horno con un poquito de aceite de oliva virgen. Hornear durante 15 minutos o hasta que estén doradas.

fotos-oton%cc%83o-16-corregidas-9636

Para los boniatos asados:

  • 2 boniatos grandes bien lavados
  • Sal en escamas
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra ( 2 cucharadas )

Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos los boniatos en dos mitades y cada mitad en 4 cuartos o cuñas. Forramos la placa del horno con papel vegetal y colocamos el boniato, salpimentamos y repartimos el aceite sobre los mismos. Asamos durante 15 minutos o hasta que estén blandos y retiramos. Pasamos el boniato a un papel de cocina si hubiese exceso de grasa.

fotos-oton%cc%83o-16-corregidas-9631

 

Para la crema de aguacate:

  • 1 aguacate grande maduro
  • Sal marina, pimienta negra y perejil picado
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Vaciamos el contenido del aguacate y trituramos con un tenedor incorporando la  sal, la pimienta, el aceite, el zumo de limón y si queremos, abundante perejil picado. Listo!!!!

Para los huevos escalfados o poché simplemente cubrimos el fondo de una taza con papel film, pincelamos con aceite de oliva y cascamos el huevo encima, añadiendo una pizca de sal y pimienta negra si lo deseamos. Atamos haciendo una pequeña bolsita que introducimos en agua ( que habremos puesto al fuego previamente manteniéndola sin llegar al punto de ebullición ) durante 5  minutos.  Al retirar las bolsitas y abrir la clara debe estar cuajada y la yema casi líquida.

fotos-oton%cc%83o-16-corregidas-9617

Los acompañamientos los dejamos a vuestra elección: salmón, huevo duro, tomate, pescado azul marinado, queso vegano de almendra que también os enseñaremos a hacer, queso fresco de cabra, compota hecha en casa de manzana o pera sin azúcar añadido…mil opciones saludables que convertirán este desayuno o tentempié en un momento de lo más reconfortante…

¿Os animáis a prepararlo este fin de semana? Si queréis saber más sobre el aguacate solo tenéis que seguir este link.  Un abrazo grande y gracias como siempre por seguirnos! ;D

 

De calabazas y como se contagian algunos hábitos alimentarios…

Buenos días! En el día de hoy y con un festivo a la vista, no queríamos dejar de proponeros una receta muy fácil, de esas que agrada a todo el mundo y en las que los más pequeños estarán encantados de participar. Se trata, como no, de una receta con un alimento tan de temporada como la calabaza y que nos ha despertado una reflexión importante acerca de como las costumbres alimentarias se contagian y cruzan fronteras y de cómo, dado el escenario actual, podemos optar por opciones mejores y más saludables que las que se nos ofrecen e incitan a consumir. ¿Preparados?
dscf9579
El otoño es una época en la que se suceden las fiestas relacionadas con los alimentos y la gastronomía. Es la época de las vendimias, cosechas y recogida de todo lo que se ha ido cultivando en la estación cálida.  Es ahora que las calabazas, maíz, castañas, manzanas, granadas, higos,  peras, boniatos, frutos secos y algunos cítricos comienzan a abundar. Al mismo tiempo y desde hace ya algunos años ciertas “fiestas” con connotaciones gastronómicas se nos han venido imponiendo como es el caso de Halloween y otras. Estos patrones y prototipos muy definidos y cada vez más globales en términos  de alimentación han hecho que perdamos de vista celebraciones propias como las  castañadas, o el simple hecho de cocinar con alimentos propios de esta época, para pasar a  colocar en las calabazas de plástico de nuestros pequeños un montón de chuches o dulces en forma de fantasmas y murciélagos o comprarles donuts bañados en glasa de color naranja, innecesarios en cualquier caso. Se dan contradicciones que quizás la promoción del aprendizaje así como el cultivar actitudes y valores que favorezcan la interacción entre personas y sociedades diferentes, respeto y sentido crítico así como fomentar la propia diversidad cultural, mejorarían el escenario.
dscf9546
Las contradicciones a las que nos referimos tienen que ver con la mediatización extrema, bombardeo y control que las grandes empresas agroalimentarias pretenden ejercer sobre el consumidor, esto influye en aspectos como los hábitos alimentarios y formas de comer, y también sobre otros aspectos como patrones y cánones belleza, etc.   Por otro lado, las decisiones que en general se realizan en relación a la alimentación tienen muchas veces poco de voluntariedad y consciencia, ejerciendo la sociedad actual una “presión” importante desde el entorno hacia la persona.
Es en los casos en los que los cambios son iniciados dentro del propio individuo, voluntario y consciente, actuando con espíritu crítico y siendo riguroso con los estímulos que recibe y la información a su alcance, que las decisiones son tomadas con aquel objetivo de salud coherente. De cierta forma se podría pensar que los individuos deben aislarse al realizar este ejercicio pero es probablemente una de las mejores formas de integración. La diversidad es y siempre ha sido una realidad y la multiculturalidad siempre ha existido en mayor o menor medida.
dscf9562
Nuestra propuesta para unas fiestas saludables es no perder de vista el origen de las celebraciones y llevar  a la mesa los alimentos de temporada que antes mencionábamos, con recetas clásicas o más actuales pero en las que nosotros decidimos qué ingredientes trabajamos y en qué cantidades.
El de hoy es un ejemplo de receta con calabaza que podría usarse como tentempié o desayuno, se puede comer caliente o frío y se puede preparar con antelación y tenerlo disponible para varios días, lo que facilita el no irnos hacia otras opciones menos saludables. Es además una forma fantástica de incluir vegetales en el desayuno y se puede realizar igualmente con manzana asada o compota de manzana ( sin azúcar ) o combinar esta con la calabaza.
dscf9578
Necesitaremos:
  • 1/2 calabaza cacahuete ( o unos 400 g. de la pulpa de la  calabaza asada )
  • 2 huevos
  • la ralladura de 1 limón
  • 1 plátano
  • 2 tazas de copos de avena ( hemos usado sin gluten )
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1/2 taza de leche vegetal ( o de vaca )
  • 1 C. de canela molida
  • 1 C. de gasificante o polvo de hornear
  • 1/4 c. de sal
  • 1/4 c. de pimienta negra molida + 1/4 c. de jengibre molido +1/4 c. de cardamomo molido.

Para asar la calabaza, le retiramos las semillas, la pelamos y troceamos  y la  colocamos en la placa del horno forrada con papel vegetal. Horneamos  durante 30-35 min. a 200 ºC comprobando de vez en cuando su punto de cocción y  damos la vuelta a los trozos  para que no se quemen.  Se puede asar con piel pero demora un poco más.

Pelamos y machacamos el plátano  maduro con el tenedor, añadimos los huevos batidos y la pulpa de la calabaza triturada. Mezclamos bien y añadimos el resto de los ingredientes ( la sal y las especias, los copos de avena, el coco rallado, la ralladura de limón, la leche vegetal y por último el gasificante. Con una cuchara será suficiente para remover, no es necesario usar batidora. Forramos un molde de plum cake ( o cualquier otro ) con papel vegetal, vertemos la mezcla, espolvoreamos con una cucharada de copos de avena y lo llevamos al horno durante 15-20 min. a 180 ºC.

dscf9577

El resultado  es delicioso, una mezcla entre bizcocho muy jugoso y  unas gachas con especias que combinan a la perfección con el dulzor y sabor de la calabaza. Como podéis comprobar no hemos usado ningún tipo de azúcar. Los azúcares simples provienen de la fruta y los combinamos con los complejos de la avena. Se puede comer como un bizcocho o deshaciéndolo un poco con el tenedor e incorporando un poco de leche vegetal.

Esperamos que os gusten nuestras gachas de calabaza horneadas y sobretodo que también os sirva de reflexión acerca de la frecuencia con la que ingerimos azúcares nocivos y en qué cantidades lo hacemos y exactamente igual para los peques. Cambiar el “habitualmente” por “esporádicamente”, buscar opciones más saludables con ingredientes que podemos tener en casa y sobretodo, compartir esos momentos en la cocina con ellos serán la clave para su aprendizaje. Son pequeños gestos que sin duda nos llevarán a un gran cambio!

Si queréis conocer más sobre la calabaza y  propiedades nutricionales podéis consultar el siguiente link.

Muchísimas gracias por seguirnos y hasta el próximo post!