Una pizca de paciencia, planificación y mucha imaginación…

Desde siempre las distintas culturas han estado relacionadas con sus propias formas de producir alimentos. En la actualidad, con el incremento en la fabricación  de alimentos altamente procesados, la exposición al marketing alimentario y el aumento de la obesidad, comer se ha convertido en una actividad que hasta nos puede provocar “miedo”. Esto no debería ser así, y debemos poder adaptar ese entorno y mejorar la  relación que los niños tienen con la comida. Por eso, decidimos que la cocina es un buen lugar para hacerlo, y que el “peligro” reside precisamente en no cocinar.

Aunque el problema sea complejo, la solución no tiene porque serlo tanto…no necesitamos ser chefs para ponernos manos a la obra y conseguir buenos resultados. Se acabaron las excusas! un delantal y una cuchara de palo pueden ser su mejor capa y espada láser ( y la tuya también! ). Hoy comenzamos  una serie de posts dedicados a las distintas ingestas del día,  facilitando en este primera entrega algunos consejos sobre las comidas principales.

Potaje de lentejas

Apetitoso, suficiente, saludable…


  • No llenes los platos con mucha comida, aunque sea su favorita.
  • Procura que sus platos tengan alimentos con colores diferentes
  • Ofrece pan integral en cada comida y acompaña sus comidas con agua, nada más.
  • Preocúpate más de la calidad y no tanto de la cantidad.
  • Piensa como un niño presentando la comida en trozos que se adapten al tamaño de sus pequeñas manos y sus bocas.
  • No tengas miedo de que experimenten con nuevos sabores y texturas. No dejes de ofrecerles alimentos que son saludables solo porque a tí no te gusten. Prioriza  verduras, hortalizas, frutas y legumbres.
  • Una buena opción es introducir alimentos a través de platos que a ellos les suelen gustar ( brócoli o calabaza en la pasta con queso, pescado acompañado de alimentos más dulces y cremosos como el boniato, etc. ) hará que su receptividad sea mayor.
  • Purés, gazpachos o cremas son una alternativa para llegar a las 5 raciones, como mínimo, de vegetales/día.
  • Cocina con diferentes técnicas saludables, como vapor, cocido, a la plancha, horno, papillote.
  • Los postres son una oportunidad más de acabar una comida de manera saludable y divertida

Hamburguesas de merluza con boniato

Promovemos buenos hábitos…


 

  • Generar un buen ambiente en las comidas  es tan importante como el propio alimento. Hablar, compartir y reír harán más agradable ese momento.
  • Hacer la compra junto a los padres, ser pinches en la cocina, poner o quitar la mesa hará que los niños se sientan más conscientes e implicados en relación a su alimentación.
  • Los modelos de conducta de los papás influyen en cómo comen sus hijos. Tus hábitos se transmiten.
  • Conectar con ellos e interaccionar, sin teléfonos móviles, tablets, tele, etc…
  • Ofrecer alimentos como recompensa o castigo no es lo más adecuado, castigar sin dejar de comer no es la solución, como no lo es el “ si te portas bien, te compro chuches”
  • No te sientas mal si crees que el niño no ha comido suficiente. Comió en función de su apetito. Recuerda que más insistencia sólo trae más resistencia. La repetición de episodios conflictivos durante las comidas repercute negativamente sobre su predisposición.
  • La herencia cultural extendida de “dejar el plato limpio” o del “niño cuanto más gordito más sano”, el tener que ajustarnos a horarios y tener poco tiempo,  o el miedo a que no se desarrolle correctamente pueden hacer que les forcemos a comer. Respetar sus gustos y su tiempo es importante para generar una relación sana con la comida.
  • Evita tener alimentos malsanos en casa.
  • Fomenta las lecturas donde los pequeños puedan aprender recetas y técnicas sencillas.

Macarrones con brócoli y champiñones

¿Cómo tener éxito en la planificación? Hagámoslo fácil…


  • Alimentos como cereales, legumbres y pastas integrales pueden ser comprados en grandes cantidades por su larga caducidad y aprovechando ofertas y descuentos. Además podemos tenerlos siempre preparados con cierta antelación ya que son básicos.
  • Realizar la compra semanal nos facilitará en el sentido de no tener que recurrir tan habitualmente a productos procesados, pudiendo realizar comidas y especialmente cenas, basándonos en alimentos frescos.
  • Cocer legumbre una vez a la semana (refrigerar y/o congelar) o recurrir a legumbre ya cocida.
  • Cocer arroz/quinoa dos veces a la semana y almacenar convenientemente en el frigorífico para acompañar platos de verduras, carnes, pescados, huevos, realizar hamburguesas o albóndigas junto a vegetales, pollo, sepia etc.
  • Reservar pasta cocida limpia que nos haya sobrado y aprovecharla para incorporarla a sopas o estofados caldosos que hagamos en los días siguientes.
  • Cocer avena u otros cereales para desayuno y refrigerar para 2 o 3 días. En el momento los calentamos y acompañamos de la fruta que más les guste,  frutos secos, yogur,  etc.
  • Reciclar los vegetales enteros o en trozos que nos puedan sobrar en sopas, purés, menestras, ensaladas, platos con legumbres, pistos, etc…
  • Convertir nuestros purés de verduras ( zanahoria, calabacín, tomate, etc…) en las mejores salsas para acompañar carnes, pescados o arroces. Prescindiremos así de otras procesadas ( más dulces, saladas y grasas ) que además de adictivas , enmascaran el sabor  natural de cualquier alimento.
  • La diferencia de precio en los productos de temporada es importante. Aprovechemos que muchas frutas y vegetales son fáciles de congelar para llenar nuestro congelador de bolsitas con uno o combinación de varios de ellos ya limpios y cortados listos para rehogar, cocer, triturar, etc. Comprar vegetales ya congelados es una opción buena y rápida.
  • Conviene elaborar menús semanales por el bien de la salud y la economía familiar. ¿Qué te parece hacer una lista de sus platos favoritos con ellos?

Ragut de ternera con vegetales

Porque somos conscientes de que tendremos que ver muchas veces esa carita de haber chupado un limón cada vez que introduzcamos un alimento nuevo pero eso no nos debe desanimar, es perfectamente normal, pensar y decir “mi niño nunca comerá este o el otro alimento” nos conducirá a abandonar demasiado pronto pero… tenemos un objetivo!:  luchar por unos buenos y sencillos hábitos que prevalezcan en la edad adulta. No existen varitas mágicas, podemos ofrecer muchas sugerencias, tips y  consejos,  pero esto solo se realizará con la convicción de que es posible conseguirlo.

Brochetas de pollo

Para los platos principales que os traemos hoy hemos decidido apostar por la rapidez y  la comodidad ( pocos ingredientes y no más de 30 min. de preparación ) al mismo tiempo que aplicamos las recomendaciones anteriores, platos vistosos, de muchos colores,  apetecibles, sanos y ricos…Esperamos que os gusten, gracias por seguirnos y hasta el próximo post!

P.D.: No podemos olvidarnos de dar las gracias nuevamente a Joan Carles Montero, co-autor de este artículo y  colaborador en esta sección  del blog recién inaugurada sobre alimentación infantil…George y Mildred se quedan cortos a nuestro lado, pero el resultado creo que merece la pena, GRACIAS!

 

Bibliografía y referencias web:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23736357

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23378411

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25650351

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22717117

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0195666307003716

“Se me hace bola. Cuando no comen como queremos que coman”.

Anuncios

3 comentarios en “Una pizca de paciencia, planificación y mucha imaginación…

  1. Comer bien es sencillo sobre el papel. Pero luego vienen las complicaciones
    Hay que organizarse y planificar
    !Y creer en la alimentacion saludable!
    Sobre todo creer en la alimentacion saludable….esto facilita mucho las cosas.
    Hay que preguntarle a las abuelas como lo hacian….y si no a 24_zanahorias que lo explica muy bien.
    En mi experiecia profesional como pediatra nutricional, la calidad de la comida es clave en la salud infantil.
    Enhorabuena por el post.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s