Helados hechos en casa ( sin azúcar, lácteos o gluten )

Buenos días! Ahora que se acerca el fin de semana y estamos en pleno verano queremos sugeriros una idea que a nosotros nos parece de lo más sana, una alternativa saludable para superar la tentación que pueden suponer en esta época los helados. Pues bien, está en nuestras manos hacerlos con ingredientes naturales y que sirvan para el mismo propósito, refrescarnos y ya de paso aportarnos un extra de vitaminas y nutrientes. Queréis saber como? Os lo contamos a continuación…

DSCF4332

Existen múltiples razones por las cuales cocinar nuestros propios alimentos es la mejor opción frente a comprar los alimentos ya procesados. Podríamos mencionar muchas más, pero estas son las que consideramos más relevantes…

  • Porque nosotros mismos nos encargamos de comprar los ingredientes lo que nos hace conocedores de su origen y procedencia, y  seleccionamos dichos ingredientes  entre una variedad de alimentos naturales.
  • Porque al hacerlo en casa controlamos las cantidades de determinados ingredientes que en los alimentos procesados están en cantidades importantes como la sal, el azúcar, las grasas, edulcorantes, conservantes, emulsionantes, etc.
  • Porque no precisamos de una  receta  muy complicada para obtener  un resultado maravilloso.
  • Porque podemos hacer a los más pequeños partícipes del proceso lo que les ayudará a la hora de repetir el ejemplo  y atreverse a probar alimentos nuevos. Acercarlos a la cocina es una estrategia clave en la educación nutricional de los niños.
  • Porque le concedemos de esta forma a nuestra alimentación el valor e importancia que merece y esto nos hace ser más conscientes de la misma.
  • Porque ya si hablamos en términos de calorías y de la receta que nos ocupa hoy,  estas pueden variar entre los distintos tipos de helados,  pero algunos helados industriales  de base cremosa y galleta pueden rebasar tranquilamente las 325Kcal….( por unidad! ) Seguro que pensáis que leer la etiqueta es lo último en lo que uno repara cuando está a punto de comerse un helado…pero no estaría mal hacerlo…os sorprendería!

DSCF4336

¿Y cómo podéis hacer vuestros helados en casa? de infinitas formas, sin duda, pero aquí os mostramos algunas de las que consideramos más saludables:

  • Usar ingredientes básicos como agua, o   de agua  mezclada con el zumo recién exprimido de algún cítrico ( lima, limón, naranja, pomelo…) infusiones,  agua de coco, etc.
  • Fruta fresca o congelada, lo que nos aportará dulzor sin necesidad de añadir azúcares extra, además de una buena cantidad de vitaminas. La podremos usar triturada o cortada en trozos.
  • Para conseguir cremosidad  en la mezcla, añadir leches vegetales como leche de coco o almendra o también plátano natural. Las leches vegetales se pueden encontrar enriquecidas y también podemos hacerlas en casa. Si son compradas revisaremos entre otras cosas,  que no tengan azúcares añadidos y que su ingrediente principal además del agua ( almendras, coco, avena, arroz, etc. se encuentre en una buena concentración. Nos aportarán, minerales, vitaminas, calcio y ácidos grasos.
  • Si se desea un helado de base láctea se puede usar yogur natural o griego sin edulcorar ( existen opciones bajas en grasas si se desea )
  • Para incrementar su aporte nutricional podemos triturar la fruta con alguna verdura de hoja verde ( col rizada, espinaca…) o bien incorporar un puñado de frutos secos o semillas  ( tipo anacardos, almendras, semillas de chía que se triturarán con la mezcla y que se pueden remojar previamente  )
  • Podemos aromatizar con azahar, las semillas de una vaina de vainilla, unas flores de lavanda previamente molidas, unas hojas de menta, hierbabuena, etc.

DSCF4358

Hoy hemos realizado 2 versiones:

  • La primera con frambuesas que teníamos previamente congeladas, leche de almendra,  y semillas de chía. Trituramos las frambuesas congeladas y  si lo deseamos pasamos la mezcla por un colador para apartar las semillas. Volvemos a colocar la mezcla en la batidora y añadimos la leche de almendra, el zumo de una lima y las semillas de chía.
  •  La segunda con mango y leche de coco. Procedemos a triturar el mango, que en este caso estaba fresco, maduro y delicioso, con el zumo de un limón y una taza aproximadamente de leche de coco hasta obtener una mezcla suave.

DSCF4372

Parece fácil verdad? solo tenéis que usar vuestra batidora de vaso y triturar los ingredientes de cada una de las mezclas, disponer las mezclas en los moldes, introducir el palito y congelar durante 5-6 horas o de un día para otro. Desmoldar intruduciendo unos segundos los moldes en agua templada y voilá! helados caseros ricos y saludables ;D

DSCF4362

Algunos trucos que pueden resultar de ayuda son:

  • Tener los ingredientes bien  fríos antes de triturarlos o incluso, en el caso de la fruta, congelados. Cuanto menos diferencia de temperatura exista entre la mezcla y la temperatura del congelador menos cristales de escarcha se formarán.
  • Por ese mismo motivo y si disponéis de heladera, no dudéis en transferir la mezcla a la misma, ya que el contínuo movimiento y el enfriamiento progresivo hará que una vez colocada la mezcla en los moldes e introducidos en el congelador, no se forme escarcha y el resultado sea aún más cremoso.

DSCF4347

 Deseamos que os hayan gustado y que experimentéis con los sabores que más os agraden. Disfrutad mucho de vuestros días de mar y sol! Un abrazo grande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s